¡Aquí estamos! Regidores de la desvergüenza

0
11

José Domingo Gómez Gallardo.- Los tiempos difíciles que estamos padeciendo, nos obligan a todos a racionar los recursos y sobre todo cuando corresponden a las arcas públicas o del gobierno por tratarse de dinero del pueblo, para aplicarse estrictamente en los asuntos de mayor necesidad.

Aquellos parece no importarle a los regidores del Ayuntamiento de Acapulco, los que en tropel se alistaron para viajar a España dizque en misión promocional en la Feria Internacional del Turismo, cuyo gasto se cuantifica en algo así como dos millones de pesos, con cargo obviamente, a la tesorería municipal.

Son diez, en efecto, los integrantes de este safari de los ediles porteños, incluyendo al titular de Turismo y el secretario general de la Comuna, Ilich Lozano Herrera, cuya insensatez recibe la más airada condena de los acapulqueños al tratarse de un viaje y un gasto ofensivo, precisamente cuando el país atraviesa por la crisis de más agresividad contra la economía popular.

Además, opinan los expertos, si verdaderamente fuera necesario la participación de Acapulco en la FITUR -una de las ferias turísticas con mayor alcance en la materia-, entonces deberían de concurrir a los conocedoress para exponer los productos que Acapulco puede ofertar en dicho foro internacional del turismo.

No son pues los regidores los más indicados, y menos en gavilla como lo han hecho, solamente para despilfarrar los raquiticos presupuestos que se tienen. Inclusive quien encabeza la Comisión de Turismo municipal en el Cabildo, el regidor Rodolfo Escobar Ávila, dio muestra de pudor y congruencia con nuestra realidad al negarse a participar en el tour referido afirmando que su responsabilidad está aquí, en el Ayuntamiento y en el municipio, y que a la FITUR tendrían que asistir los funcionarios involucrados en el conocimiento y la promoción turística.

Está claro entonces que los regidores paseadores únicamente van al derroche y la diversión frívola, despreciando las propiedades que se deben atender con esos dos millones de pesos en Salud, en Educación y Servicios Públicos. Además, ninguna calidad moral tendrán para censurar cualquier acto de corrupción que se cometa en esa administración de la que ya serán cómplices.

Comentarios