El Supremo ha confirmado la condena a 21 meses de cárcel por delito fiscal que la Audiencia de Barcelona impuso al futbolista del F.C.Barcelona Lionel Messi, mientras que aunque condena también a su padre, en este caso rebaja la pena a 15 meses por reparación del daño.

La Sala de lo Penal considera a Messi culpable de tres delitos contra la Hacienda Pública por haber defraudado 4,1 millones de euros obtenidos de la explotación de sus derechos de imagen.

La rebaja a Jorge Messi, el padre, obedece a que devolvió a Hacienda parte del dinero defraudado. Esta atenuante ya fue aplicada al futbolista por la Audiencia de Barcelona, y ahora el Supremo señala que también debe ser aplicada al padre (castigado como cooperador necesario).

Además de la pena a prisión, la condena incluye multas de 2 millones de euros al futbolista y de 1,3 millones de euros a su padre.

Comentarios