El dueño del Veracruz no considera correcta la determinación de la Comisión Disciplinaria, por lo que la impugnará

Fidel Kuri Grajales, dueño de los Tiburones Rojos, anunció que presentará una inconformidad después de que la Comisión Disciplinaria determinara aumentar su inhabilitación por no respetar la sanción de ocho meses que tenía impuesta.

En entrevista para ESPN, Grajales considerá que las acciones que se toman contra él son personales y sin argumentos.

“No estoy de acuerdo en esta sanción porque ya es mucho. Yo creo que tienen algo personal o no sé. El encuentro ya había terminado y yo bajé contento porque el equipo se había salvado y bajé a brincas con mis jugadores, cuerpo técnico y afición.

“No tenían por qué haberme castigado. No estoy de acuerdo y voy a meter mi inconformidad”, señaló.