Gillette y Nike cancelarán el patrocinio a Rafael Márquez, después de que el Departamento del Tesoro lo vinculara con el narcotráfico.

Sus dos principales patrocinadores tomaron esta decisión por las restricciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos, detalló el diario Reforma.

“Estamos conmocionados por estas acusaciones profundamente preocupantes y estamos revisando la situación para determinar los próximos pasos”, dijo un portavoz de la empresa Nike.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos impuso sanciones esta semana al narcotraficante Flores Hernández, que dirige una organización criminal, y a otros 21 mexicanos vinculados a él, entre ellos Márquez.

La pista que ha seguido el departamento del Tesoro fue el intento de Márquez por comprar al Club Deportivo Morumbí, en la primera división A, el pasado 24 de junio de 2008.

Las autoridades estadunidenses acusan al futbolista de “tener una larga relación” con el delincuente y de “haber manejado activos” para él.

La Federación Mexicana de Futbol dijo ayer que colaborará con las autoridades pertinentes para resolver el caso lo antes posible.

Márquez negó “cualquier tipo de relación con organizaciones criminales” y dijo que tratará de aclarar las acusaciones.

“Así como he encarado mi carrera como profesional, hoy en día, en mi partido más difícil, intentaré esclarecer todo esto en cuanto se pueda y sea el Rafa Márquez que ustedes conocen”, aseguró el ex jugador del Barcelona y ahora del Atlas mexicano, en una rueda de prensa.

Comentarios