Guillermo Varela ha sido suspendido por su club a préstamo, el Eintracht Frankfurt y tendrá que regresar al Manchester United, que cuenta con su carta, después de haberse hecho un tatuaje en contra de las ordenes que le dieron.

Varela, de 24 años, se realizó un tatuaje el lunes, antes de la final de la Copa Alemana del sábado, y debido al mismo su brazo sufrió una inflamación.

“El club no puede tolerar que el jugador desafiara nuestras instrucciones”, dijo el director deportivo Fredi Bobic.

“Hemos pensado acerca de la extensión de préstamo. Pero eso no pasará. Será suspendido con efecto inmediato”.

El uruguayo Varela, que se unió al United en 2013, cuenta con 10 participaciones en competencias de la Bundesliga desde que se unió con un año de préstamo al Eintracht el verano pasado.

Eintracht jugara contra el Borussia Dortmund, la DFB-Pokal final el Estadio Olímpico de Berlín.