¿Qué es el “beso de singapur”? ¿Lo haz aplicado?

0
18

De qué se trata el “beso de Singapur” es distinto. Todo se trata de la intensificación del orgasmo a través de movimientos específicos, con los que al momento de la penetración, las mujeres pueden estimular con mayor fuerza a su pareja.

Estos movimientos consisten en la contracción y relajación de los músculos circunvaginales para simular un efecto de succión, parecido al que los hombres sienten cuando reciben sexo oral de su pareja.

Aunque estos movimientos pueden ser “naturales” en algunas mujeres, hay quienes no los han experimentado o que por alguna razón tienen más dficultades para llevarlos a cabo; sin embargo, no se necesita de nada en especial para practicar el pompoir.

¿Cómo se practica el “beso de Singapur”?

  • -Para que resulte más fácil intentarlo, la mujer debe acomodarse encima de su pareja para que ella domine la escena. No hay una postura específica, pero siempre es mejor sentarse o recostarse sobre él.
  • -Una vez que el pene se encuentre dentro de la vagina hay que mantener la cadera quieta durante algunos segundos para concentrarse en el movimiento del músculo pubocoxígeno. Éste debe contraerse de manera rítmica e intensa para apretar el órgano masculino y así estimular un orgasmo potente.
  • -Si no tienes idea de cuál es el músculo pubocoxígeno te será muy fácil reconocerlo si la próxima vez que vayas al baño intentas interrumpir el flujo de orina. Ese músculo que apretaste para detener el paso de la orina es el que debes presionar y relajar mientras tienes relaciones sexuales.
  • ¿Qué beneficios tiene el “beso de Singapur”?
  • -Los beneficios de practicar el pompoir no sólo se reducen al placer de disfrutar de orgasmos más intensos y duraderos. Sino de experimentar nuevas sensaciones que durante la penetración es difícil concebir.
  • -La estimulación no sólo es masculina, pues para nosotras el alcance del orgasmo será más rápido y efectivo, ya que al contraer tus músculos contribuyes a que la vagina y el clítoris trabajen en conjunto.
  • Se recomienda practicar esta técnica para fines sexoterapeúticos. Pues se cree que ayuda a enfrentar problemas de líbido baja, eyaculación precoz o disfunción eréctil.
  • Al practicar estos ejercicios nuestra pelvis y otras par- tes de nuestro cuerpo se fortalecen, mejorando nuestra elas- ticidad vaginal para tener relaciones más placenteras y a su vez reducir el riesgo de sufrir incontinencia.

¿Cómo perfecciono “el beso Singapur”?

Hay mujeres que logran practicar el pompoir con facilidad y otras que necesitan de un “entrenamiento” para lograrlo. A esta serie de ejercicios para fortalecer el músculo pubocoxígeno se le llama terapia de Kegel, la cual también benficia la salud de la mujer preparándonos para tener una mejor recuperación después de un parto, entre otras cuestiones.

En la posición que te resulte más cómoda (recostada boca arriba o sentada) comienza a contraer tu vagina por 3 o 5 segundos en series de 10 repeticiones cada una. Entre cada ejercicio respira pro- fundamente y ve aumentando la intensidad, duración y repetición de este entrenamiento conforme percibas una evolución.

El propósito de compartirte nuevas o distintas prácticas sexuales es ofrecerte oportunidades de descubrir una táctica que mejore la intimidad entre tu pareja y tú.

Conocer desde el origen hasta la ejecución de este tipo de técnicas, te ayudará a ganar seguridad y así sentirte una experta que domine una de las más antigua y efectiva de todas, la cual garantiza el placer de quien la práctica y de quien la recibe.

Para perfeccionar este tipo de prácticas no sólo debes centrarte en el placer físico, también debes tomar en cuenta algunos hábitos que debes adoptar si quieres ser alguien sexy antes de los 30.

Te recomendamos leer cuáles con algunas de las razones por las que no debes tener sexo con tu ex, si es que has pensado en un reencuentro casual.

Comentarios