¿Sabes qué es una Cougar?

0
18

¿Qué las hace tan fascinantes?, ¿Por qué llaman tanto la atención?, ¿Cómo las conquista uno? Les tengo (casi) todas las respuestas…. El término cougar surgió cuando Valerie Gibson, una canadiense, platicaba con un amigo que asistió a un bar y vio a una mujer mayor queriendo hincarle el colmillo (como dirían los chicos de hoy, echarle los perros) a los chamacos del bar como si fuera un puma (cougar).

Después ya se volvió toda una experta y hasta escribió la “Guía para mujeres maduras que salen con hombres jóvenes”, ese libro debería de tenerlo pero aún me falta mucho para esa edad, esperaré hasta cierto tiempo para hacerlo, lo prometo… en n. Una cougar son mujeres seguras de sí mismas, francas y no se andan con rodeos (¿como para qué, a estas alturas?), son independientes, solteras o divorciadas en busca de nuevas experiencias. Están metidas en una onda feminista, liberal… Todo esto las convierte en seres fascinantes.

El encanto de unos añitos de más. ¡Seamos realistas! Estar con al- guien menor implica –si bien nos va– una energía incansable y uno ímpetu por dejarte satisfecho/a que dan ternura. Pero eso sí, difícil- mente tiene la suficiente experiencia como para saber qué puntos tocar para llevarte directito al nirvana y sin escalas. A pesar de que las cougar son otoño, como dice José José en 40 y 20, guardan un verano que cuando miran a los de 20, los queman.

La víctima y su presa. Mientras las mujeres mayores tienen experiencia (saben qué les gusta y qué no), los jóvenes (no todos, hemos colgado: que si siempre usan “animal print” o que si salen solas a bares a devorar hombres. No. Cuando salgas con alguna, escúchala y pregúntale por sus intereses. Si comienzas a ver que la cosa huye y te saca algún tema sexoso, ya la hiciste. Hablar de sexo siempre es una cosa deliciosa, delisiosaaaa!

¿Y si resulta que yo soy la cougar y ni enterada?

Ah, pues relájate. Olvídate de los tapujos, comentarios o ideas de la prehistoria. Lo sabes: mañana tendrás una sonrisota de oreja a oreja, así que lo que puedan llegar a decir, que se te resbale. No te sientas en desventaja, pues tú tienes la experiencia y ellos, la calentura y la creatividad erótica. ¿Qué más le puedes pedir a la vida?

Qué sale de una relación con una cougar. Pues como en todo: puede o no haber futuro. En realidad no es una cuestión de edades, sino de compatibilidad y de ganas, como en todo.

Si la onda se convierte en algo puramente carnal, disfrútenlo. Su vida será más feliz que ayer. Lo importante será poner, como en todo, las cartas sobre la mesa desde el principio.

Hablando se entiende la gente. No se vayan con la idea prejuiciosa de que ellas querrán casarse y tener más hijitos, porque la neta es que muchas más bien huyen del asunto; tampoco supongan que sólo andan buscando a quién amar. Hablen y punto.

Comentarios