Al menos 75 establecimientos de venta de oro cerraron sus puertas en el municipio de Iguala, región Norte, confirmó Adrián Alarcón Ríos, dirigente en este municipio de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Esto porque las ventas de los oreros han disminuido hasta en un 60 por ciento a causa de los actos delincuenciales, que últimamente se han recrudecido.

Alarcón Ríos dijo que la situación económica en Iguala “es sumamente difícil”, porque ninguna empresa puede sustentar los gastos por concepto de renta de locales, pagos de empleados y de servicios, entre otros, lo que les redujo en un 40 por ciento la ventas de sus productos.

El dirigente patronal en esta capital dijo que “está muy alarmante la venta de oro, muy poca gente compra ya ese producto”.

Dijo que la actividad económica en Iguala se está muriendo, e insistió que al menos 75 empresas han cerrado sus puertas, afectando severamente a este sector que daban económica en Iguala.

Agregó que ante esa situación, el martes y este miércoles afiliaron al menos a 53 personas en Iguala, con el propósito de ayudarles a buscar beneficios para respaldar sus actividades comerciales.

Comentarios