La dirigencia de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) denunció que la Dirección de Gobernación del Ayuntamiento de Chilpancingo, lejos de regular el comercio informal (ambulantaje), lo está convirtiendo en “un gran negocio”.

Víctor Manuel Ortega Corona, dirigente de esa cámara patronal, recriminó que los cobros que hacen los inspectores de Gobernación a los comerciantes ambulantes van desde los 20 hasta los 60 pesos diarios o semanales, dependiendo del espacio, para lo que expiden recibos simples.

Insistió que este problema social se ha acrecentado más en Chilpancingo por la apatía de la Dirección de Gobernación y Asuntos Políticos, que ha contribuido a que el ambulantaje aflore.

“Lejos de que Gobernación regule el comercio informal, se está convirtiendo en un gran negocio para ellos, por los cobros que realizan de manera cotidiana quienes venden sus productos por todos lados de forma irregular”, expresó el dirigente cameral.

Ortega Corona reconoció la labor de los comerciantes establecidos en el Mercado “Baltazar R. Leyva Mancilla”, los que de alguna manera realizan una actividad lícita en diversas vialidades de Chilpancingo.

Sin embargo, dijo que debe ser importante que la autoridad municipal ponga orden en el comercio informal, porque no se observa ningún cambio desde que llegó la administración de MAL.

Comentarios