Atenango del Río, el municipio más afectado por el terremoto

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

Esta población de la región Norte de Guerrero, ubicada a 80 kilómetros de Axochiapan, Morelos, lugar del epicentro del sismo de magnitud de 7.1 que ha dejado una estela de muerte y daños considerables en los estados de la parte centro y sur del país, es sin duda la más afectada y que requiere de más ayuda para las familias de  más de 650 viviendas que presentan afectación en sus estructuras.

A más de 24 horas de este fuerte sismo que sacudió a Guerrero, Morelos, Estado de México, Puebla y Ciudad de México, principalmente, hay un recuento parcial de las autoridades que ubican a este municipio de Atenango del Río, como el más dañado en nuestra entidad, lo que ya ha sido confirmado por las autoridades.

De acuerdo al censo preliminar, hay más de 650 casas dañadas, de las cuales 253 están inhabitables y 50 deben demolerse de inmediato. En su mayoría, estas construcciones casi cumplen los 300 años de haber sido construidas.

En este municipio de la zona Norte de Guerrero, que es el más cercano al epicentro ubicado en Axochiapan, Morelos, pues se ubica sólo a 80 kilómetros, se observan viviendas construidas de paredes de adobe y techos de tejas, materiales endebles ante un sismo como el del martes de magnitud de 7.1.

La presidenta municipal, Amparo Eréndira Puente González, indicó que los datos que proporcionaba eran preliminares, pues faltaba por censar el 40 por ciento de las viviendas, la mayoría en las partes altas de esta población.

Puente González añadió que los daños “se concentran en la cabecera municipal, donde hay construcciones que datan de 1720 y que fueron construidas con material de adobe, techo de teja, en el primer cuadro de esta población”.

Informó que se han habilitado tres albergues, “el que trae mayor alojo de personas es el del Casino, en el centro de Atenango, donde hay 300 personas; además, se ha instalado un comedor comunitario para dar atención a la población en lo que dura la contingencia”.

Al concluir su visita por segundo día consecutivo a esta población, el gobernador Héctor Astudillo Flores informó que Atenango del Río “es la población más dañada, sin duda; si hiciéramos un trazo de aquí al epicentro en Morelos serían alrededor de 80 kilómetros de distancia y es sin duda el espacio más cercano al punto geográfico donde se originó el sismo”.

Señaló que el Gobierno del Estado tiene la información de que los daños “rebasan las 600 viviendas afectadas, algunas más, otras menos; hay escuelas afectadas, iglesias (templos), caminos con derrumbes”.

Héctor Astudillo añadió que en Atenango del Río, después del sismo no había servicio de energía eléctrica, “por la noche del martes se reestableció el servicio; había derrumbes importantes en la carretera Atenango-Copalillo y se han quitado” los obstáculos.

Explicó que la tarea de las autoridades “es asegurar que haya agua, luz, además de limpiar las calles aquí y en Huitzuco; en Copalillo son daños menores, sobre todo en escuelas; voy a Taxco donde hubo problemas, cerraron Santa Prisca; si es necesario iré a Tetipac”, también para evaluar daños.

Informó que el reporte que tenían es de más “700 casas con afectaciones notables en los municipios que han sido afectados por el sismo, sin duda va a ser un trabajo muy meticuloso para armar los expedientes y plantear los apoyos al Fonden (Fondo de Desastres Naturales); tenemos pagado el seguro catastrófico y eso nos asegura que la parte que nos corresponde la tenemos asegurada”.

Aceptó que “casi todas las iglesias (templos) que se encuentran en los municipios (que con más fuerza alcanzó el sismo) salieron dañadas, hay daños en casas, escuelas e iglesias, tenemos como prioridad hacer limpieza de lo que se derrumbó, lo que se cayó”.

Pidió a la población afectada “que nos ayude, hay riesgo por las réplicas y algunas personas todavía están en sus casas, aunque tengan daños, les pedimos que se salgan y busquen refugios temporales”.

Héctor Astudillo agregó que por si fuera poco en las próximas horas va a llover fuerte en la mayor parte de la geografía estatal, “hay una perturbación tropical y es otro problema, tenemos que prepararnos; no salíamos de los daños del huracán Max, ahora el sismo, son muchos los problemas, pero debemos unirnos y hay que entrarle todos, el llamado es a la solidaridad, a cuidarse, a cuidar a la familia”.

En Guerrero suman cinco los muertos por el sismo del martes; una joven en Iguala, una mujer y un hombre en dos comunidades de Huitzuco, así como una mujer de edad avanzada en un pueblo de Xochihuehuetlán y un joven en una localidad de Chilapa.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.