Trabajadores de la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG) tomaron las oficinas alternas de la dependencia, este jueves, para exigir la rehabilitación de las oficinas generales, conocidas como ex Ineban.

Encabezados por el dirigente de la delegación D III (16) 02, José Antonio Ramírez Salinas, los maestros se pronunciaron en contra de las “auto rentas” que realizan funcionarios de la SEG para ubicar las diferentes oficinas alternas.

Algunas de las áreas administrativas cerradas son Relaciones Laborales, Preescolar Inicial, Secundarias Generales, Planeación Educativa, entre otras ubicadas en el primer cuadro de la capital.

El dirigente cetegista aseveró que son cerca de cien oficinas alternas en las que la SEG paga rentas mensualmente, “destinándose 2 millones 300 mil pesos mensuales, cuando bien podrían utilizarse para reconstruir nuestro edificio de trabajo”.

Indicó que es preciso que el gobierno del estado les presente un proyecto en el que se determine si se requiere reconstrucción, rehabilitación o demolición del inmueble ubicado sobre la avenida Rufo Figueroa.

Destacó que desde hace tres años la SEG eroga estas cantidades millonarias para el pago de rentas, y sostuvo que no existe disposición de las autoridades educativas estatales por atender la demanda, y con ello alrededor de 3 mil trabajadores se encuentran laborando en oficinas alternas en esta capital.

“Al gobierno no le interesa rehabilitar el ex Ineban, y tener oficinas dispersas dificulta los trámites administrativos que cientos de trabajadores tienen que realizar”, acusó