Después de concretarse la eliminación de Chile del Mundial de Rusia, la esposa de Claudio Bravo encendió la mecha al acusar a algunos elementos de La Roja de no entrenar por andar de fiesta.

Carla Pardo Lizana dijó: “cuando se ponen la camiseta tiene que ser con profesionalismo. Yo sé que la mayoría se pelaron el culo, mientras otros se iban de fiestas e incluso no entrenaban de la borrachera que llevaban. A quien le quepa el sombrero que se lo ponga y que se deje de andar llorando”.

Estas declaraciones podrían iniciar una serie de señalamientos por parte de la prensa y los aficionados, sobre todo porque jugadores como Arturo Vidal tienen antecedentes con problemas de comportamiento e ingesta de bebidas alcoholicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here