La película Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales navegó sin contratiempos hacia el primer lugar en las taquillas de Estados Unidos y Canadá, aunque las aguas estuvieron agitadas para la comedia Baywatch con Dwayne Johnson.

 

La quinta entrega de la serie Pirates of the Caribbean (Piratas del Caribe) recaudó 62.2 millones de dólares en sus tres días en cartelera, según proyecciones de los estudios difundidas el domingo.

De acuerdo con las previsiones, la nueva cinta también estelarizada por Johnny Depp captará en cuatro días 76.6 millones de dólares que incluirá el fin de semana largo por un festivo en Estados Unidos.

La taquilla del nuevo capítulo fue la segunda más baja de la serie que ha captado a nivel global 4 mil millones de dólares. La producción de la nueva cinta costó 230 millones de dólares pero la serie tiene gran público internacional. Según previsiones, la película recaudará en cuatro días en el mundo 300 millones de dólares.

Walt Disney Studios no tiene preocupaciones porque la mayoría de las ganancias de la serie han provenido del mercado internacional.