El fiscal general del estado, Xavier Olea Peláez, consideró que si deben evaluar su trabajo tendrá que hacerse de “manera integral”, y aseveró que no se siente satisfecho con los resultados al frente de la procuración de justicia en Guerrero.

Lo anterior luego de que el partido Movimiento Ciudadano (MC) ha insistido en su remoción del cargo por la falta de resultados, y el jueves pasado el PRD pidió al gobernador hacer una evaluación del desempeño de Olea Peláez, porque tampoco están satisfechos en su labor al frente de la FGE.

Olea Peláez aceptó que este 2018, por el elevado índice de homicidios, ha sido “difícil, pero creo que hemos avanzado en muchas cosas que establecimos como metas”.

Precisó que en lo que se ha avanzado es en la litigación y en una mayor responsabilidad de los ministerios públicos.

Se le pidió su opinión respecto a la petición MC y el PRD, a lo que respondió: “quisiera que se hicieran los balances y que lo hagamos en conjunto, para ver qué más podemos aportar”.

“No me puedo sentir satisfecho porque hacen falta muchas cosas por hacer, el día que estén terminadas las circunstancias que hay que arreglar en la FGE, entonces podré decir que estoy satisfecho”, dijo.

Consideró por último que hace falta trabajar en la litigación de la FGE, “de mucha atención a las personas, de mejorar el trato a la ciudadanía, porque cada persona que acude a la FGE es porque lleva un problema”.