Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, indicó que los niveles de inflación registrados el mes pasado solo han provocado que algunos productos de la canasta básica reflejen incrementos.

El gobernador del Banco de México se refirió específicamente a la papa, tomate y jitomate. La política monetaria podrá reflejar resultados en cuestión de semanas para pasar a un nivel de estabilidad, consideró Carstens.

“La inflación es un aumento generalizado y sostenido de los precios, lo que hemos visto es que esa generalidad y la dinámica a últimas fechas está limitada a un número de productos”, declaró el gobernador del Banco de México en entrevista televisiva.

Carstens pidió confianza en las decisiones que toma la junta de Gobierno del Banco de México, mismas que tienen el objetivo de garantizar que la política monetaria contribuya a la estabilidad económica de México.

“Los que nos han dado lata, por así decirlo son; el jitomate, tomate, y la papa, si realmente quitamos esos productos de 200 productos que incluye la canasta básica, entonces veríamos que la inflación estaría por debajo a la de junio, son problemas muy focalizados que se van a resolver en cuestión de semanas”, aseguró.

Carstens añadió que hasta el momento ha sido suficiente el incremento de las tasas de interés, proyectando que estas podrán seguir sobre ese nivel al menos por 18 meses más.

El incremento de las tasas de interés se implementó para contraponer la volatilidad financiera, la cual fue generada por el entorno económico.

“Este nivel de tasas podría ser convergente, ahora, estar pensando en bajas de las tasas, eso ya me parece anticipado”, finalizó.

Comentarios